Atlas del
Conurbano bonaerense

Federal 1990 (E. Echeverría)

Educación y salud

En este informe se mencionó que varios vecinos coincidieron en señalar la inexistencia de establecimientos educativos de todos los niveles dentro del barrio, son frecuentes las expresiones que indican que no tienen jardines de infantes, escuelas que brinden la educación general básica ni las correspondientes al nivel polimodal. Asimismo carecen de unidades de atención primaria de la salud que presten un servicio constante a los pobladores, cuentan tan sólo con una unidad móvil que no cubre las necesidades del barrio, ni las especialidades médicas más requeridas. Cabe señalar que al momento de realizar las entrevistas existía un jardín maternal que aún no había sido habilitado y se estaba construyendo una unidad sanitaria.

El tema fue tratado con anterioridad debido a que representa para los habitantes del barrio Federal un serio inconveniente. Este punto pretende, por un lado dar cuenta de los problemas y dificultades que viven a diario a causa de la ausencia de estos servicios de infraestructura básicos, en un barrio cuya población alcanza cifras similares a las de algunas ciudades del interior del país, y por otro detallar las opiniones y experiencias de los entrevistados.

Con relación al cuidado de la salud los vecinos refieren que en la unidad sanitaria móvil el servicio de pediatría no realiza controles regulares, sólo se ocupa de atender urgencias en el momento que se encuentra presente en el barrio, el resto del tiempo deben trasladarse al hospital. También se han relevado testimonios que indican que concurren a cubrir las necesidades de atención médica a lo que ellos llaman salita 15, ubicada para algunos a una distancia de 30 cuadras aproximadamente. Sobre esta salita uno de los vecinos refiere que desconocen los motivos pero todavía no está inaugurada y agrega que deben concurrir en horas de la madrugada, tanto en verano como en invierno, para ocupar un lugar en las largas colas de personas que requieren atención, en algunos casos envían a familiares que realizan las primeras horas de espera.

Gráfico 10: Cobertura de salud

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la encuesta realizado en barrio Federal (E. Echeverría). Julio de 2011. Base 8696 casos.

Se observa una distribución en partes iguales entre la población del barrio Federal de Esteban Echeverría que no cuenta con cobertura médica y aquella que sí la posee. Mientras que un 49,8% no posee cobertura de salud el 48,1% accede a estos servicios por medio de una obra social y un 1,3% lo hace a través de PAMI en particular. El 0,3% de los habitantes del barrio cuenta con servicio de medicina prepaga, el 0,1% accede a prestaciones de salud por medio de una mutual; y un 0,1% cuenta con un sistema de emergencia pago.

La cantidad de población que se instaló en poco tiempo en el Federal llegó a provocar el colapso de las instituciones educativas de los alrededores. Al día de hoy conseguir vacante en algún colegio cercano puede llevar entre uno y dos años aproximadamente, el tiempo de espera se prolonga para el caso de cupos en los jardines de nivel inicial. Ni aún concurriendo los días de inscripción en horas de la madrugada a fin de obtener los primeros turnos de atención, se puede garantizar que se conseguirá ingresar al establecimiento como alumno regular.

De esta forma los padres se ven obligados a subordinar la elección de una escuela por sobre otra a un único criterio, y hay lugar para sus hijos o no, en lugar de poder valorar condiciones de contenidos académicos de su agrado o cercanía con su vivienda. Se relevo un testimonio en el que para llegar al jardín de infantes en el que pudo inscribir a su hija debe caminar 20 cuadras.

Es producto también de la falta de oferta de establecimientos educativos en el barrio o en las cercanías la dispersión que sufren los hermanos en algunos casos, que asisten a escuelas ubicadas en diferentes lugares, complicando a los padres la tarea de trasladarlos desde y hacia el colegio.

Existen dos testimonios de padres que envían a sus hijos a estudiar establecimientos de régimen privado o semiprivado, el motivo que fundamenta esta preferencia es que las inasistencias de docentes y alumnos son significativamente menores a las registradas en las escuelas cercanas al barrio o dependientes del estado.

  

Gráfico 11: Asistencia a establecimientos educativos, por rangos de edad

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la encuesta realizado en barrio Federal (E. Echeverría). Julio de 2011. Base 8695 casos.

Con respecto a la inserción escolar de la población del barrio Federal de Esteban Echeverría se observa que del 29,1% que asisten a establecimientos educativos entre quienes tienen hasta 5 años se incrementa para abarcar casi a la totalidad de los niños de entre 6 y 12 años (96,9%), a la vez que dicha proporción se mantiene elevada, con un 87,6%, entre el grupo conformado por los adolescentes de 13 a 17 años. A partir de esta franja etárea decrece abruptamente el nivel de población que se inserta en el sistema educativo comprendiendo a un 21,6% de los jóvenes de 18 a 24 años, apenas un 4,5% del segmento poblacional de 25 a 49 años, y un 1,7% del grupo de 50 a 64 años.